Dando cobijo

Hace veinte años hablabas de innovación, o de centro de empresas en esta ciudad y salvo contadas excepciones cualquiera que te escuchara te tomaba por loco. Este año 2011 el Bic Euronova está de aniversario. Lleva veinte años dando cobijo a empresas recién nacidas en nuestra Málaga. Si se me permite el símil son como una matrona que saca al niño en el parto en los momentos difíciles y luego se lo da a los padres para que lo críen y lo disfruten. No tienen niños pero ayudan a que nazcan, y sin ellos sería casi imposible.
Muchas son las empresas que han pasado por allí, algunas llegaron desde fuera para establecerse en el parque pero la mayoría son empresas de malagueños que buscaron apoyo y cobijo en los servicios de Bic Euronova, asesoramiento, oficina, servicios básicos y llave para abrir numerosas puertas en el mundo de la empresa.
Ir al parque tecnológico al principio era ir «al Bic», uno de los primeros edificios de la tecnópolis malagueña.
El modelo del Bic Euronova triunfa por la buena gestión de quien lo lleva pero también por la vocación de generar negocios con pequeñas empresas malagueñas. Si bien es verdad que en el conjunto del Parque Tecnológico de Andalucía ha habido algunas pocas inversiones millonarias que han resultado un fiasco, el modelo de Bic Euronova de incentivar con menos cantidad a miles de pequeñas empresas ha resultado un éxito. No voy a tirar de números y estadísticas porque nombrar ciertas operaciones, con subvenciones millonarias tras ellas, además de deprimir deberían olvidarse, salvo para recordar lo nefastas que fueron. Por tanto, mi enhorabuena por la labor del Bic Euronova en la ciudad de Málaga, enhorabuena a sus responsables y los que están allí al pie del cañón día a día. Espero que cumpláis muchos más.

Articulo publicado originalmente el día 27 de septiembre en La opinión de Málaga



Deja un comentario